« »

Misterios

Un cuento con la filosofía de oriente que iluminará tu mente.

 

MISTERIOS

Hubo un yogui que cayó con una fiebre muy alta.  Estaba extremadamente enfermo.  Temblaba, se agitaba y luego sudaba copiosamente.  Esto continuó durante día y medio.  Un discípulo estaba cuidando al yogui durante la enfermedad y finalmente sin compasión miró al maestro y dijo:

-          Oh Babaji, estás en un estado miserable.

-          Sí, lo estoy –dijo el yogui-.  Peo es mejor estar echado aquí en este estado miserable que donde deberíamos haber estado.

El discípulo estaba perplejo por esta observación.

-Babají, ¿qué quieres decir? ¿Dónde deberíamos haber estado?

- Te mostraré.  Es mejor para mí mostrártelo que decírtelo.

Babaji puso su mano en la cabeza del discípulo, quien inmediatamente cayó en una meditación profunda y tuvo una visión. Vio a Babaji y a sí mismo.  Ese día ellos tenían programado ir a otro pueblo para tomar parte en una gran celebración.  Para llegar ahí, tendrían que haber cabalgado a través de un área de densa selva. En la visión el discípulo se vio a sí mismo con el yogui en la selva.  Enseguida vio a tres leopardos que venían corriendo de maleza y los cercaban.  Babaji entonces se echó como un hombre muerto, muy quieto y sin movimiento.  Los leopardos se acercaron a él, olfatearon el cuerpo del yogui, pero no lo hicieron nada. Luego los leopardos rodearon al discípulo.  Se posesionaron de él agarrándolo con sus hocicos. Contemplando esta visión, el discípulo tiritó de miedo. Lo lamían, lo empujaban hacia abajo y lo lamían un poco más.  No lo mataban y sin embargo, no lo dejaban en paz.  Después de dos horas de este ejercicio, Babaji se levantó y dijo:

-“Váyanse!

Los leopardos se alejaron, pero el discípulo todavía temblaba.  Cuando Babaji quitó la mano de la cabeza del discípulo, dijo:

-          Es mejor estar aquí acostado enfermo, que estar ahí. Estoy muy feliz de estar aquí. Es bueno.

Más tarde, después que se hubo recobrado de la visión que tanta ansiedad le produjo, el discípulo preguntón:

-Señor, ¿por qué tiene fiebre?

- Porque tú no la hubieras soportado – Bajaji contestó.

Estos son los pequeños misterios del mundo místico que son muy bellos, pero todavía desconocidos.

 

Yogi Bhajan.

 

 

 

CONTÁCTANOS

Villa Kriya
C/ Ibiza, 5
03110 Mutxamel. Alicante
656 288 038
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

REDES SOCIALES

Log In or Register

fb iconLog in with Facebook