« »

Los Gemelos

Los cuentos de Yogui Bhajan están impregnados con la riqueza de su sabiduría, humor y conocimiento, ganados a lo largo de una vida llena de experiencias y entendimiento. El cuento de hoy, una joya para leer, meditar y compartir. ¡Que lo disfrutes!

LOS GEMELOS

Esta es una historia acerca de unos gemelos. Se parecían tanto de niños que nadie podía distinguirlos, ni siquiera su madre o su padre. Cuando crecieron, u hermano decidió ser sacerdote y el otro trabajador en una fábrica. El sacerdote tomó votos de nunca casarse y efectuaba diariamente todos los rituales devocionales de un sacerdote.  El otro hermano se levantaba todos los días, iba a su fábrica, trabajaba duro todo el día y regresaba a casa en la noche. Y vivió una vida muy feliz.

Estaba predestinado que esos dos hermanos que habían nacido juntos, murieran también la mismo tiempo.  Asi que un día el ángel de la muerte apareció ante el sacerdote y lo convocó. El sacerdote etaba pasmado. “¡Esto no puede ser! ¿Dice que se supone que vaya derecho al inferno? Debe haber algún error. Esto debe ser para mi hermano. Yo soy sacerdote. Yo tengo una congregación. Yo he rezado el rosario diariamente. Yo no como mucho. Yo no bebo licor. ¡Debe haber algún error! Apelaré”.

El ángel de la muerte sólo sonrió y dijo:- ¿Por qué te preocupas ahora? Ven conmigo y cuando tú y tu hermano estén ante los tenedores de libros, ellos conciliarán sus cuentas ahí y se cerciorarán de que los registros sean correctos.

Así, los dos hermanos aparecieron ante Dios, y el sacerdote dijo:

-          Dios, no puedes enviarme al infierno. He sido tu sirviente todos estos años.

-          No, no hubo confusión en los cielos- inmediatamente dijo Dios-. Mereces ir al infierno. Nunca actuaste desde tu propia conciencia. Ser sacerdote fue sólo un trabajo para ti. Tu hermano, por otra parte, hizo mucho. No obstante sus debilidades y faltas, ha ayudado a muchas viudas, le dio alimentación a muchos huérfanos, ayudó a mucha gente. Y lo hizo todo desde su propia conciencia. Recordó que hay huérfanos y agradeció que él no era uno de ellos. Vio que hay muchos que están enfermos y agradeció por su salud. Vio que hay mucha gente débil y agradeció que él era fuerte. Fue compasivo en mi Nombre y tú estabas haciendo todo lo que tu Consejo de Directores te decía que hicieras. Todo fue un ritual para ti.

-          Dios, tal vez erramos un poco –dijo el sacerdote. Por favor danos otra oportunidad.

-          Está bien, regresen, concedió Dios.

Así, los dos hermanos fueron enviados de regreso a la tierra para renacer.  Esta vez el trabajador de la fábrica nació en una casa multimillonaria.  Después de vivir una vida completa, el tiempo llegó en que el ángel de la muerte apareció otra vez ante ambos hombres y los trajo ante Dios para el juicio final. Y una vez más el sacerdote fue convocado al inferno, y el otro hermano al cielo.

-          Bueno, ahora ¿Qué hice mal? –gritó el sacerdote.

-          En toda tu vida, has dado en caridad, el  equivalente a tres millones de millones de dólares –dijo Dios-. Pero tú tienes 200 millones de millones de dólares. Eres el hombre más miserable. Tu hermano, por otra parte, tenía cincuenta mil dólares y regaló cuarenta y ocho mil en caridad. No obstante, el hecho de que te fue concedida una extensión de vida, no hiciste algo de buen corazón por la humanidad. De buen corazón no significa que deberían de conseguir algo de limpiador y limpiar el corazón. Buen corazón es cuando en el Nombre de Dios, espontáneamente actúas para ayudar a aquellos que no se pueden ayudar a sí mismos. Eso es bondad. Y mi amigo, eso es lo que tu hermano tiene y eso es lo que te falta. Y eso es por lo que él va al cielo y tú no.

 

 

CONTÁCTANOS

Villa Kriya
C/ Ibiza, 5
03110 Mutxamel. Alicante
656 288 038
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

REDES SOCIALES

Log In or Register

fb iconLog in with Facebook